La mejor parte de fabrica de challas

137 incluso internacional. Es más, sí los hubo, desde la cantante y actriz Maruja Ravanal, los actores Ramón Núñez y Archibaldo Larenas, la escritora Pía Barros y el pintor Claudio Bueno hasta los músicos Quelentaro y Los Hermanos Bustos, entre otros. Pero, todos ellos realizaron la mayor parte de su carrera fuera de Melipilla, incluso Núñez y Espléndido comenzaron su formación fuera de la zona desde muy jóvenes. A pesar de la escasa profesionalización y la temprana emigración del actor, Melipilla sí se nutrió de shows de talla Doméstico e internacional. Desde las zarzuelas que llegaron a principio de siglo o el radioteatro de comienzos del cuarenta, hasta el Súper Show 007 de Oscar Arraigada, los Niños Cantores de Viena, la Fanfarria Sinfónica u obras de importantes compañíFigura teatrales de Santiago, se pudieron ver en los teatros. Empero, estos eventos no tenían un arraigo Circunscrito, en muchos casos ni siquiera una contraparte, impidiendo que artistas o agrupaciones de la zona se vieran directamente beneficiados por un intercambio de conocimientos y experiencias que hiciera crecer el ampliación de alguna disciplina a nivel Particular. Por ejemplo, en 1987 llegó la Orquesta Sinfónica traída por Roberto Mesa al Recinto Alberto González, pero Melipilla no contaba con una Comparsa profesional o de aficionados. En este aspecto, el caso igualmente paradigmático lo representa Eduardo Mallea. Administrador cultural por gusto, trajo una serie de actividades artísticas, y durante parte de la decenio de 1970 se pudo platicar de un florecimiento de las artes performativas al tejadillo del Séptimo arte Palace, lo cual no perduró, en gran parte adecuado a esta desliz de apropiación ciudadana de los recintos, que se empalmaba con una inexistente política cultural de fomento de las artes, fuera de con los rudimentos orientadores de la dictadura militar y su búsqueda de un nuevo Ají.

113 La época post-golpe que vivió Mallea hallaba al país en pleno desmantelamiento y reconstrucción, y en medio del llamado apagón cultural. Las razones eran diversas y contundentes: permanente prohibición a la autodeterminación de expresión, candado de estudios de cinema y escuelas audiovisuales 251, vetos, censuras a publicaciones y discos 252, abolición de leyes en apoyo a las artes 253, expatriación a artistas, calcinación de recintos culturales, saqueo de museos y bibliotecas, cierre de medios de comunicación 254 y control total de lo que escribía la prensa escrita que se mantenía en pie 255. Las artes y las comunicaciones sobrevivían con la lupa y el porra sobre sí. Para el año 1975, Mallea inició un trabajo paulatino con la intención de tener buen teatro en la comuna. Al cornisa del Colegio Alonso de Ercilla, brindó un homenaje en el Séptimo arte Palace a Arturo Moya Grau, a quien había tenido oportunidad de ver en shows de radioteatro en Melipilla, por lo que sabía de su aporte para que niños como él se enamoraran de las artes escénicas. Por una deferencia de don José Massoud 256, el 25 de junio, a las 15 horas, con escolares y adultos en las butacas, se rindió 251 Mouesca, Jacqueline, Cinema chileno: veinte primaveras: , Santiago de Ají, Ocupación de Educación, 1992, p Op. cit. Jordán, p Las drásticas medidas aplicadas desde el inicio del gobierno marcial, desarticularon las bases de la institucionalidad teatral. Prácticamente todo el teatro aficionado de las organizaciones sociales de colchoneta, se crearon listas negras en la tv; el cine prácticamente desapareció y se abolió la Ralea de Protección al teatro chileno. A eso se agrega la implantación de un toque de queda que durante diez abriles virtualmente puso término a la actividad artística nocturna. Zegers, María Teresa, 25 años de teatro en Chile, Santiago de Pimiento, Sección de Programas Culturales de la División de Civilización del Ocupación de Educación, 1999, p Jocelyn-Holt, Alfredo.

15 Varianza total explicada Sumas de las saturaciones al cuadrado de la extracción Componente Total % de la varianza % acumulado Matriz de coeficientes para el cálculo de las puntuaciones en las componentes Componente % PEA ocupada agrícola % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, tunda % viviendas sin desagüe % viviendas con suelo de tierra % viviendas sin electricidad

6 Estimado cliente, el objetivo de este manual es proporcionarle una Piloto que, de acuerdo a la experiencia y buenas prácticas le sea útil en la mantención de su departamento. Primeramente le señalamos los principales aspectos relacionados con la mantención y uso general de su propiedad y de los espacios comunes del proyecto. De igual forma le informamos de las principales medidas preventivas que le permitan obtener el mayor bienestar y vida útil de su nueva propiedad. Es importante señalar que el paso del tiempo y uso deterioran inexorablemente los instrumentos y materiales de las construcciones. La duración de éstos reconocerá especialmente de los cuidados y de las medidas preventivas que se consideren para contrarrestar su intención. Acertado a lo anterior resulta de singular importancia la ojeada y aplicación de este manual. Le indicamos esto de modo que tenga no sólo un grato lugar donde vivir, sino que incluso usted pueda proteger y mantener su inversión. Contiguo con las recomendaciones en el uso de su propiedad, le hacemos entrega de las principales indicaciones acerca del uso del Edificio y de los espacios comunes que usted dispone en él, y de los cuales posee un porcentaje en su dominio como copropietario. Las recomendaciones respecto al correcto uso y mantención del Edificio Figuraí como del unidad se presentan en dos documentos separados: Manual del Administrador para los Espacios Comunes.

11 Chutas Los Chutas, Aljeris o Cocoreños, representan a un mercader de productos nativos que cumplía una obligación gratuita para el dueño de la hacienda. Debía resistir a al casa del patrón el día sábado y desempeñar por una semana el oficio de zaguero. Dormía en el suelo, se cubría con andrajos, se alimentaba de basura, cuidaba la puerta día y Incertidumbre y recibía de cuota los golpes de sus patrones terratenientes. El traje de Chutas tiene un aire mestizo inconfundible, está realizado de adornos y colores. Su compinche usa delicados vestidos brillantes. Porta en sus chuspas challas que reparte por todas partes, llena de color y festividad a los asistentes, como un dato de carnaval.

cit. Zegers, p. 51. Incluso puede revisarse el sitio Web del Teatro ICTUS, acondicionado en: (revisado en: diciembre de 2011). de izquierda, tenía un poder de palabra, un bla bla que convencía y lograba traer obras que creo que la Parentela no entendía. Me acuerdo que en Pedro, Juan y Diego, en un momento echaban de la pega a individualidad de los personajes y cloruro sódicoía una señYa de atrás del escenario que Cuadro su compañera. Salía ella de un punto medio ambiguo, porque era como el panorama nacional que se había ido a la chucha, casi llorando y dice: chapulines, chapulines. La Parentela se cagaba de la risa, pero era terrible, porque ella cloruro sódicoía con su Irreflexivo en brazos a traicionar chapulines para poder comer. Cosas Ganadorí la Familia no las entendía, aunque tampoco nadie se iba a reír del gobierno, si estaba lleno de sapos. Mallea y sus buenas intenciones también verían la cara del fracaso, porque lo que debía ser un gran suceso para noviembre de 1977 terminó en un sonado traspié. Con semanas de delantera se anunció la actuación del Ballet del Teatro Colón. El teatro más prestigioso de América Latina se encontraba en una gira mundial y en su paso por Ají incluiría al Teatro Municipal de Viña del Mar, al Municipal de Santiago y al Palace de Melipilla. En ese personal venía la primera bailarina Lidia Segni, acompañada de Katy Gallo, Liliana Ivanoff, Liliana Martínez, Rodolfo Lastra, Gustavo Mollajoli y Leandro Regueiro. Lamentablemente para los productores, los números no cuadraron. Mallea, como principal promotor de la actividad y siendo director del Colegio Alonso de Ercilla, informó de un rollizo déficit que alcanzó los pesos, debido a la escasa concurrencia. Fue una primera campanada de alerta que no dañó sus intentos por promover actividades culturales. Pero Mallea no obstante no estaría tan solo. Su trabajo Cuadro observado por la municipalidad melipillana que formó una Comisión Cultural, dirigida por Héctor

13 encontrarse, aunque con una estética diferente y en un contexto de alta masividad del espectáculo. Entonces, se postula que sucede una reimpresión del mismo vínculo social, pero con una Billete y apropiación ciudadana prácticamente inexistente. Esto lo corroboran el reciente Festival de pincha aqui Bandas y Fanfarrias con vistosas garotas venidas de Brasil, Ganadorí como bandas de otros lugares de Pimiento, Argentina y Uruguay. En el último tiempo lo mismo hizo el espectáculo musical y de varietés Verano en Familia y, luego, Viva el Verano, todos realizados al aerofagia osado, fuera del espacio histórico característico del teatro melipillano. Sobre el método de investigación El método de investigación descansa sobre las premisas propias de los análisis sociohistóricos 32. Básicamente, indaga cómo los amplios procesos de cambio social tienen consecuencias sobre ciertos modos de comportamiento humano. Acá, particularmente, se hace narración a las consecuencias sobre las prácticas sociales que se dieron en los teatros en Melipilla. Lo anterior se sitúa en una perspectiva eminentemente histórica, la cual se ocupa de determinar secuencias, períodos y, tal como se mencionó, en esclarecer las causas que estarían condicionando la transformación de determinada estructura social. A este respecto, la definición de los casos a estudiar se torna una tarea esencial. Vencedorí, la investigación analiza todos los teatros que existieron durante el siglo XX en Melipilla, los cuales son: 32 Al respecto: Mahoney, J. & Rueschemeyer, D. (eds.), Comparative Historical Analysis in the Social Sciences, Cambridge, Cambridge University Press, 2003; Skocpol, Theda (ed.), Vision and Method in Historical Sociology, Cambridge y New York, Cambridge University Press, 1984; Tilly, Charles, Grandes estructuras, procesos amplios, comparaciones enormes, Madrid, Alianza, Teatro Apolo, Teatro Melipilla, Teatro Alhambra, Teatro Colón, Teatro Esmeralda, Teatro Serrano y el Gran pantalla Palace.

Por ser mestiza, la Waca Waca tiene desde émulos de toreros, pasando por matarifes, hasta saltarines kusillos, algo Triunfadorí como bufones andinos, que portan en la mano una especie de báculo emplumado. Estos personales hacen de figuras. Otra particularidad son las innumerables polleras que las lecheras y carniceras visten, la mantilla de alpaca que cubre hasta la cabeza y el jubón aflecado y bordado. La danza se caracteriza en su primera parte por satirizar al torero gachupin, que es vencido por el toro, luego las mujeres altiplánicas o comúnmente llamadas lecheras, quienes ataviadas de más de 16 polleras y cogiendo un recipiente y una uncuña, distraen a los toros simulando torearlos, venciéndolos y dominando sus movimientos durante toda la danza. Los toros son bailarines que tienen afirmados en su cintura, un pellejo disecado y hormado a la modo de un toro, al que toman de la cojín para desarrollar movimientos ágiles y saltados, simulando embestir a las lecheras y a otros personajes que participan en la danza. En la coreografía pueden desarrollarse mudanzas entre los toros, las lecheras entre ellas o en coordinación con los toros, los Kusillos o los camaleros negros. Al final se da un kacharpary donde bailan al ritmo del huayño que incita al desenfreno Caudillo.

Cuenta Elso Contreras: Positivamente cuando venían en vivo y en directo la Parentela llenaba el teatro. No cabía la Clan, quedaba afuera, se hacían tres o cuatro funciones con los mismos personajes y como no había otra cosa, no había ni radio acá, porque la radio Serrano salió después, a todos los que venían les iba aceptablemente. El que venía en vivo y en directo le iba bien y venían varias veces. Los Hermanos Campos con Guadalupe del Carmen vinieron varias veces. Ésta es la Fiesta Chilena, de Radiodifusión Corporación; y Hogar, Dulce Hogar!, de Radio del Pacífico, eran los programas radiales del momento y en sus pasos por Melipilla cosecharon rotundos éxitos. El primero, ambientado en un rodeo con cantantes y grupos folklóricos, tenía un casi deductivo éxito en la ciudad, sobretodo al poner en escena a cantantes como María Ubilla, Ester Loyola, Alicia López, a los Hermanos Lagos, Ramón Díaz, Lucho Souza y al Dúo Rey Silva. En esas jornadas, Elso Contreras aprovechaba de acercarse a los músicos. Llevaba en sí el sueño de convertirse en un comediante, recorrer escenarios y ser un gran folklorista. Como tal, Cuadro la oportunidad de tenerlos al frente y dialogar con ellos. Y Figuraí lo hizo: Las visitas de Esta es La Fiesta Chilena al conservarse al teatro dejaban los instrumentos y cloruro sódicoían a tocar porque llegaban casi siem

198 Actriz de cinematógrafo, deradioteatro, fue diputada por Santiago y embajadora de Ají en Vietnam. La respuesta del manifiesto fue muy buena. El corregidor de ese tiempo, don Vicente Elgueta, que Bancal un artista aún, me envió una carta felicitándome. Fue muy buena la obra, el teatro estaba totalmente lleno, fue prácticamente todo Melipilla ( ) Yo actué muchas veces ahí, en algunas fiestas de la escuela, todavía del Liceo y luego con el Ateneo. Bancal un punto ideal. En estas tareas, Larenas comprobaba que estaban haciendo un trabajo con sentido para la gente y que no Bancal complejo generar un mayor vínculo entre el buen teatro hecho en la caudal, con una ciudad pueblo a 70 kilómetros de distancia. A pesar que la locomoción no es como ahora, en una hora estaban allá. Todas las obras que el Teatro Positivo hacía en su área de extensión iban a parar a las provincias. En otra obra que llevé del Práctico venía Marés González y otros actores. Todos muy buenos, hicieron una función de Sin embargo Nadie se Llama Deidana, con trajes estupendos, con buena iluminación, era un gusto para los Fanales melipillanos que nunca veían esas cosas, la Familia quedó impactada. Había Clan que nunca había pasado teatro, teatro de esa calidad. Seguramente habían asistido a esas pasiones para viernes santo. De esos bellos saludos de un tiempo pasado, Larenas rescata incluso el entusiasmo de las personas que se involucraban en el quehacer cultural y colaboraban para tener teatro en Melipilla. La Familia que se aglutinaba en esto eran gentes de trabajo. Me causó pasmo un profesor de un pueblo aledaño que pintó toda la tarde un decorado de gorra, porque sí, por ayudar, para cooperar, porque su espíritu estaba lleno de esa ansiedad

7 Al considerar al teatro con un protagonismo central a la hora de marcar el desarrollo cultural en general, y de ser un factor preponderante a la hora de conformar social y urbanamente las ciudades, la inquietud que emerge es por qué hogaño en día no existe ningún teatro en Melipilla. De modo que este planteamiento se esmera en esclarecer las causas que provocaron la caída y desaparición de los teatros en cuanto espacios sociales primordiales en la ciudad. Para topar respuesta a esta interrogante, se entenderá a los teatros bajo cuatro dimensiones que se entrecruzan a través de su devenir histórico: a) espacios de apreciación artística; b) requisito de urbanidad moderna; c) eje de la industria artísticocultural; y d) espacios de socialización 3. Los teatros en Chile Los teatros comenzaron a construirse en Pimiento a mediados del siglo XIX aunque proliferando durante la primera centro del siglo XX 4 tanto como una respuesta de la sociedad chilena a la mayoría de permanencia que tenía el país, como a la efectiva popularidad de óperas, operetas y de presentaciones teatrales 5, las Américas, 2005, p El concepto de socialización es entendido acá según la formulación clásica de Simmel. La socialización es un proceso que está a la saco de la distinción entre contenido y forma de la existencia social, siendo particularmente la forma concreta que adquieren los vínculos sociales. Por contraparte, el contenido para Simmel es la individualidad misma, estos son los impulsos, los propósitos, los contenidos e intereses individuales, que no son sociales, sino individuales, que motivan las formas sociales, que modelan las formas específicas de socialización. Al respecto: Wolff, Kurt (trans. y ed.), The Sociology of George, Simmel. Glencoe, IL, Free Press, 1950, pp. 40 y ss. 4 Op. cit. González & Rolle, p Piña, Juan Andrés, Historia del teatro en Pimiento , Santiago de Chile, RIL Editores, 2009, p. 39. que, en tiempos en que los soportes tecnológicos estaban aún ausentes, sustentaban su difusión en gran medida en la puesta en decorado 6.

Cuéntaselo a quien quieras: sólo tienes que escribir su dirección y la tuya para que sepa quién se lo ha enviado.

75 Tanto era el fervor de la ciudadanía melipillana por el teatro en esos primaveras, que para el domingo 9 de agosto de 1953 el Ateneo presentaba su primera obra: El traidor, de Santiago del Campo. El director del montaje era Archibaldo Larenas, por ese entonces estudiante del Teatro Experimental de la Universidad de Pimiento, profesor de mecánica de la Escuela Industrial de Melipilla y figura esencia en la ciudad, al hacerse cargo en forma permanente de la institución teatral ateneísta. Los protagonistas de la representación fueron Germán Morales como el prefecto, Enrique Inostroza como el secretario y Víctor Marín en el papel del presidente. Archibaldo Larenas recuerda Triunfadorí esta época: Un día empezamos a conversar con Víctor Marín y me dijo que él estaba estructurando el Ateneo, porque hay que proponer que fue él quien lo creó, el motor ( ) ya no hay personas Campeóní como él, dedicadas a la cultura. Yo le dije que me encantaría hacer un taller de teatro. Y bueno, hagámoslo, me respondió. Y lo hicimos. En total hice cuatro obras con el Ateneo. Le propuse que la primera fuera una obra de dos actores. A él le encantaba ser actor y no era malo, era bueno, lo malo es que seseaba un poco, pero qué más le puedes pedir. Entonces agarramos una obra de un acto de Santiago del Campo y la montamos en el teatro de la Escuela 1. Eran dos personajes e introduje un tercer personaje. Causó un impacto sobresaliente Vaya que les gustó la obra! Y yo que la encontraba aburrida. Empezamos con obras que no importaba que fueran aburridas, porque las hacíamos como parte de un estudio que posteriormente empezó a redondearse. Los chiquillos se empezaron a entusiasmar y se consiguieron la sala.

Nadie murió en el lugar, sí en Melipilla, donde se registraron dos fallecidos. San Antonio, Rengo, Alhué y Melipilla fueron las ciudades más afectadas del país. El total de damnificados alcanzó las personas. Con avenidas y barrios totalmente destruidos, la calle Ortúzar era una postal de la devastación. Prácticamente no quedó edificio en pie. Singular de ellos fue el Palace, alzado sobre una estructura de ladrillos y concreto, apenas había sufrido la caída de cinco planchas de plumavit del gloria apócrifo y la rotura de un ventanal del foyer. Seguidamente, la comuna se hizo acreedora de la solidaridad Doméstico e internacional, con campañTriunfador como Chile Ayuda a Chile, que en una dependencia televisiva guiada por el animador Mario Kreutzberger recolectó cientos de toneladas en ayuda. No obstante, aquella historia sería desafortunada. El pillaje, el robo y la ineficiencia en la entrega de los enseres y fortuna, hizo que el mismo Kreutzberger prometiera nunca más ayudar a Melipilla. Pinochet, desde La Moneda, descabezó la Gobernación Provincial reemplazando al Dirigente. La ciudad tomó tiempo en reconstruirse y nunca lo haría del todo, creciendo en forma poco armónica en términos urbanos y arquitectónicos. El Teatro Serrano sufrió un duro golpe con el terremoto, pero que si antes de él parecía difícil que se refaccionara, posteriormente sería inalcanzable. Sucedería a la relación de los inmuebles para entregar y hacer caja por parte de la Municipalidad. Muy lentamente la ciudad se fue reconstruyendo y el Palace siguió funcionando y lidiando con el temor de una población en pánico por las réplicas y la serie de rumores que corrían sobre la eventual arribada de un cataclismo. Mejor Cuadro quedarse en casa, pues sin embargo existía la posibilidad de ver cintas en el hogar. En la mis

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “La mejor parte de fabrica de challas”

Leave a Reply

Gravatar